Martha, el huracán que tocó Panamá

¿Por qué a los huracanes se les pone nombre? ¿Por qué de mujer? ¿Por qué a Panamá no llegan (o sí) los ciclones? ¡No te pierdas nuestra clase de ciencia!

KINA - Im Auge von Wirbelstürmen ist es ruhig

Si vives en la ciudad de Panamá, probablemente te habrás preguntado por qué estos últimos días amanece con el cielo tan nublado. O si vives o estás paseando por Colón o Guna Yala por qué llueve y llueve. La culpa la tiene Erika, la quinta tormenta tropical de esta temporada de huracanes en el Atlántico, que aunque está a cientos de kilómetros de nuestras costas, su cola anda haciendo de las suyas.

Pero no temas, los huracanes nunca llegan a Panamá. ¿O sí? La respuesta: no, pero sí. El 24 de noviembre de 1969, cuando ya estaba a punto de finalizar la temporada de huracanes, Martha alcanzó tierras panameñas. El ciclón no hizo muchos estragos en nuestro país. En el vecino Costa Rica, sin embargo, provocó cinco muertes por inundaciones y derrumbes tanto en el interior como en la capital, San José, que se inundó. El daño causado se estimó en 30 millones de dólares de la época.

¿Y por qué Martha? ¿quien tuvo la lúcida idea de llamarlo así? Hasta que a finales del siglo XIX, al meteorólogo australiano Clement L. Wragge, se le ocurrió la ingeniosa idea de nombrar a los huracanes, tifones y otros fenómenos atmosféricos con nombre bíblicos de mujeres (¡claro, no podía ser de otra forma!), a los huracanes se les llamaba por el día del santo afectado. Así, tenemos, por ejemplo, el huracán de Santa Ana, que azotó Puerto Rico el 26 de julio de 1825.

1024px-Martha1969_1

El huracán Martha sobre Panamá

Según los expertos es más fácil recordar el nombre de una persona que un número o términos técnicos. De acuerdo con la Organización Meteorológica Internacional, “establecer nombres para los fenómenos atmosféricos es más facil para los medios de comunicación a la hora de publicar noticias acerca de ellos”.

De esta forma, cada año se prepara una lista alfabética con los nombres que recibirán los huracanes que se vayan sucediendo a lo largo de la temporada. Estas listas se repiten cada 6 años. En 1979, la Organización Meteorológica Mundial y el Servicio Meteorológico de Estados Unidos decidieron alternar (¡por fin!) nombres de hombres y mujeres para el nombramiento de tormentas. Cada zona del planeta que sufre huracanes, ciclones o tormentas tropicales tiene su propia lista de nombres.

¿Y qué pasa cuando un huracán es muy dañino?  Sencillamente se elimina de la lista y no se vuelve a utilizar al menos durate los 10 próximos años. ¿Y si resulta extremadamente mortal? Pues ya no se podrá volver a utilizar nunca más “por razones de sensibilidad”, según la Organización Meteorológica Internacional, que es quien decide en el asunto. Es el caso del huracan Mitch, que asoló buena parte de Centroamérica en 1998, Katrina, que devastó Nueva Orleans en agosto de 2005 o Irene (2011) que hasta se atrevió a tocar New York.

En Panamá, tuvimos un huracán 100% panameño. Tenía nombre de mujer, pero por fortuna no fue muy devastador.

ARTICULOS

ARTICULOS

Compartir contenido ¡Compártelo con tus amigos!


Diana M. Fonseca

Odio las novelas, el fútbol, y las películas del estilo 'Lo que el viento se llevó'. Amante de la playa, el sol y la naturaleza. Me apasiona escribir, pero no de cualquier cosa.

Comentarios

Cuéntanos algo